Fluyeron la poesía, el arte y la música como cantos rodados

Mi agradecimiento a los organizadores del encuentro y a todas esas personas que han formado parte del proceso de creación de esta reseña más amplia. Para que este puzzle tomara forma necesitaba las piezas que cada uno habéis aportado. ¡Mil gracias!

Puente Genil se engalanaba los días 6 y 7 de mayo para su IV ENCUENTRO DE LAS ASOCIACIÓN CULTURAL POÉTICA (Fig.1), al cual ya nos referimos como un oleaje artístico en el mayo cordobés.

g1

Fig. 1. Cartel IV Encuentro. Diseñado por Adriana Manuela Ruiz Gómez. Tomada de: https://www.facebook.com/encpoet/

El Encuentro tuvo su presentación en los medios locales, tanto televisivos como radiofónicos,  en las semanas previas anunciando lo que estaba por llegar.  La programación del evento estaba detallada, como ya anunciamos previamente nuestro artículo anterior,  aunque debido a varios inconvenientes de última hora, la organización se encargó de notificar el retraso de algunas de las actividades. Excepto por ese detalle, los actos del encuentro fluyeron.

La inauguración de la exposición HIGIENE Y EUGÉNESIS (Fig.2) de Víctor Almeda con sede en Asociación La Alcabala abrió las puertas durante dos días a las artes plásticas, música y poesía.

El concejal de Cultura de la localidad,  Pablo Alfaro, deseó que el Encuentro «el año que viene sea más grande y que haya sorpresas».

Adriana Manuela Ruiz Gómez, por otra parte, acabó la presentación de la obra de Almeda citando palabras de José Baena sobre la exposición. Resonaba en una sala llena de imágenes y amigos frases como: «Veinte años de constante quehacer», «mostrar su labor en casa de nuevos amigos». Algo surrealista y mágico rondaba por La Alcabala y se reflejaba en las aguas del río cuando comenzó la proyección de las imágenes, hasta que la lluvia se presentó como invitada.

Aprovecho ahora para remitiros las propias palabras de Víctor Almeda haciendo una reflexión sobre la intencionalidad de su obra. Algo que adjunto al completo para sumergirnos en lo profundo de esa grandiosa ola de talento:

Creo que las artes deben estar metidas en la vida y así remover a fondo la vida. Para mí el verdadero bien es tan gratuito como carente de fin, por eso me interesa el arte como actividad gratuita y sin finalidad alguna.

“Aun así, con la exposición de La Alcalbala he querido realizar un pequeño homenaje a Charcot, un personaje grandioso pero poco conocido fuera de algunos ámbitos. Jean Martin Charcot, que nació en 1825, fue médico de la Salpetriere de París. Allí, durante años, pudo observar a los locos y estudiar el momento o desenlace de lo que él denomina “el gran ataque histérico”.  Pero lo más interesante -al menos para mí- es que dedicó mucho tiempo a fotografiar la locura. Y ese ingente trabajo de iconología neurológica me parece que nos libera de la preocupación y del miedo. Quiero decir que encierra, como todo arte, un gozo para siempre. Para mí, en el archivo Charcot está encerrado todo el arte, toda la esencia del arte. Con la contemplación de sus imágenes nos sentiremos libres de todo miedo a la nada. Ninguno de los collages que componen la exposición emplea elementos o imágenes de Charcot, pero sí pretendo recoger el espíritu que lo guía. Desde aquí quiero agradecer a todos los que se acercaron a ver la exposición y su interés por ella”.

2

Fig. 2. Criaturas desprendidas. Obra expuesta en HIGIENE Y EUGÉNESIS. Cedida por: Ana María Losa Rincón.

Ya en el Patio del Exconvento de los Frailes, Nameless (Fig.3) amenizó la lluviosa velada con canciones como “Mr. Tambourine Man”,  “Dónde se habrá metido su mujer”, “Cuerpo de ola”,  “Tristeza de amor”, “Marieta” o “Sonetos del amor oscuro”.

3

4

Fig. 3. De arriba abajo y de izquierda a derecha. Componentes de Nameless: Lola Serrano, Mónica Jaén, Sandra Martínez, José Mª Campos “El Pelu” y Alicia Baena al piano. Fotos cedidas por el grupo.

Más adentrada la noche, tuvo lugar la mesa redonda (Fig.4) moderada por Samuel Jara, donde Noelia Illán, Juan de Dios García, Ángel Manuel Gómez Espada, Raquel Lanseros y Natalia Carbajosa debatieron sobre el panorama de la poesía emergente en español. Se hicieron preguntas sobre temas de actualidad como los autores que mueven masas de gente, sobre las redes, se leyeron versos de dichos autores, en definitiva, se estuvo dialogando abiertamente sobre sus opiniones acerca del panorama actual en España. Algo que despertó el interés de todos.

fig4

Fig. 4. Participantes mesa redonda. Tomada de: https://www.facebook.com/encpoet/

Hicieron apuntes muy acertados y diversos, aunque uno que me llamó la atención fue el de Raquel Lanseros al afirmar que:

La poesía y su evolución se encuadran dentro de fenómenos más amplios, de índole social y psicológica, y por ello nos falta perspectiva para enjuiciar ahora la magnitud (o falta de ella) de sus transformaciones actuales.

El broche de la noche lo pusieron Sr. Chinarro (Fig. 5) y su guitarra, un dúo armónico y hondo en sintonía con una leve llovizna. Tanto asistentes como participantes (Fig. 6) estuvimos allí hasta ver caer la última gota, bien entrada la madrugada.

fig5

Fig. 5. Sr. Chinarro. Tomada de: https://www.facebook.com/encpoet/

Al día siguiente, de nuevo volvíamos a La Alcabala para que allí nos presentasen la revista de poesía La Galla Ciencia. En una mesa (Fig. 7) con Joaquín Baños, Noelia Illán, Samuel Jara y Neiver Astudillo se nos narró todo tipo de pormenores revisteros, desde su origen hasta pequeños detalles de edición o su gusto por distinto tipo de juegos y “trucos” en el diseño. Su número cinco se titula BLACK ALBUM, debido a su temática afrobrasileña y canaria, a los gustos musicales de la directiva y a un homenaje póstumo al fallecido novelista Francisco Miranda Terrer, tan vinculado a La Galla Ciencia. Esta presentación fue la primera ocasión en que Neiver Astudillo intervino, hablando sobre la parte gráfica del número. Además, uno de los autores del número CU4TRO, F. David Ruiz, asistió al evento y Noelia Illán lo invitó a recitar uno de los poemas. Tras todas esas curiosidades, información, emotividad y risas, el grupo REFUGIO 19 tocó sus canciones en el local mientras poetas y asistentes charlaban y se deleitaban entre copas, música y un ambiente humedecido por la lluvia que caía y que parecía gotear letras y arte.

lagalla

Fig. 6. De izquierda a derecha: Antonio Roa, Joa-quín Baños, Noelia Illán, Raquel Lanseros, Adriana Manuela Gómez Ruiz, Manuel González, Samuel Jara, Neiver Astudillo, Cecilia Quílez, Ángel Manuel Gomez, Víctor Almeda, Alicia Baena y Manuel Fabián Trigos Baena. Cedida por: Ana María Losa Rincón.

 

lagalla2

Fig. 7. Mesa de presentación La Galla Ciencia: Noelia Illán, Joaquín Baños, Samuel Jara y Neiver Astudillo. Tomada de: http://www.lagallaciencia.com/2016/05/puente-genil-se-vistio-de-arte.html

Se acercaba la hora de ir desplazándose de nuevo al Exconvento de los Frailes para que diese comienzo el recital de poesía.

Sinceramente, la noche parecía no acompañar mucho, quizás eso pensarían algunos porque no solemos estar acostumbrados a que llueva demasiado y si lo hace, afea bastante. Pero en esta ocasión, la gente esperaba ansiosa a que el recital se iniciara, y aunque lo hizo con demora, cuando dio el pistoletazo de salida fue como una alineación cósmica donde distintos planetas con distinta gravedad confluyeron atrayendo la atención del público al completo.

Se hicieron “batallas poéticas” (Fig. 8, 9, 10 y 11) y ya no podía detenerse el espectáculo. Así, Manuel González recitó contra Raquel Lanseros, Juan de Dios García contra Natalia Carbajosa, Noelia Illán contra Ángel Manuel Gómez Espada y Cecilia Quílez contra Manuel Fabián Trigos Baena. Todos los duelos fueron presentados e introducidos por Ernesto Cáceres y amenizados, cómo no, por Nameless, que marcaban pequeñas pausas musicales donde sonaban canciones como:  I’m your man, Olvidos, Las criaturas, Guitarras del mesón, Por una senda, Canciones para Raquel o Aberración armonizando y ambientando aún más, la fiesta poética que estaban regalándonos los autores.

De este tipo de “batallas” pudimos disfrutar de dos rondas con sus descansos correspondientes y siempre con la melodía de por medio.

fig8

Fig. 8. Noelia Illán y Ángel Manuel Gómez

 

fig9

Fig. 9. Cecilia Quílez y Manuel Fabián Trigos Baena.

 

fig10

Fig. 10. Juan de Dios García y Natalia Carbajosa.

 

fig11

Fig. 11. Manuel González y Raquel Lanseros

Como hogueras en la noche

una por segundo.

Fue entonces que Natalia Carbajosa y Antonio Arias (Fig. 12.) siguieron con el recital poético-musical, presentando Desde una estrella enana y…

sin embargo

este particular canto

de ondas de sonido y rayos gamma.

Nos hicieron llegar «al principio de los tiempos» en una experiencia cósmica sin igual.

Durante todo el Encuentro fui consciente de que había algo espacial en el lugar, pero la confluencia de tanto halo estelar me dejaba huella aquí. No sé hasta dónde se pudo evitar perder la gravedad o hasta dónde ellos consiguieron acentuarla, pero sí sé que la sala rebosaba de energía.

fig12

Fig. 12. Natalia Carbajosa y Antonio Arias en el escenario. Tomada de: https://www.facebook.com/encpoet/

A continuación, ya que el ánimo y la entrega acompañaban tanto a asistentes como participantes, se realizó una nueva lectura de poemas, pero en esta ocasión de forma individual.

Antonio Arias (Fig. 13) fue el encargado de cerrar el encuentro con un concierto sobre su disco Multiversos, introduciendo de manera improvisada un homenaje a la localidad con un zángano de Puente Genil, versionando el estilo y cantando a los asistentes:

Tierra donde yo he nacío

nunca me olvido de ti.

Tierra donde yo he nacío,

aunque esté lejos de aquí.

Yo te llevo en mis sentíos,

pueblo de Puente Genil.

Posteriormente, llamó a una asistente de la sala para que cantase una canción tradicional local. ¡Parecían no acabar las sorpresas!

fig13

Fig. 13. Antonio Arias.

Antonio Roa (Fig. 14) despidió dicho encuentro agradeciendo al público su asistencia y pidiendo su apoyo para que en los años siguientes sea más y mejor.

fig14

Fig. 14. Antonio Arias, Juan de Dios García y Antonio Roa despidiendo el IV ENCUENTRO.

Como ven, el Encuentro, pese a estar programado para dos días y localizarse en un pueblo del sur de Córdoba, Puente Genil, ha sido una reunión entre amigos de la poesía, del arte, de la música, donde ha fluido libremente la palabra, la lluvia y aquello que nos traía el río con cada uno de sus cantos rodados de diferentes partes del panorama nacional.

Anuncios

4 Respuestas a “Fluyeron la poesía, el arte y la música como cantos rodados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s